Home En general

PostHeaderIcon Beneficios de los animales de compañía

Beneficios de los animales - Los beneficios

Numerosos estudios destacan los beneficios fisiológicos y psicológicos de la interacción con los animales:

  • Se han identificado reducciones en los problemas menores de salud en personas que llevan al menos 10 meses con un perro como animal de compañía. 1
  • Reducen los niveles de ansiedad de manera activa o pasiva, por lo que disminuyen el inicio, la gravedad, o progresión de enfermedades relacionadas con el estrés. 2
  • Menor frecuencia de enfermedades y menor susceptibilidad de infecciones del tracto respiratorio superior en relación a la disminución de los niveles de IgA después de acariciar un perro. 3
  • Además, se propone que la reducción de la presión arterial a través de la interacción con perros es equivalente a la conseguida por una dieta baja en sal o reduciendo el alcohol. 4

La tenencia de animales de compañía y otras interacciones con animales, como acariciarlos han, demostrado beneficios cardiovasculares:

 

  • Aumento de la supervivencia tras un infarto de miocardio en los pacientes que tenían animales de compañía. 5
  • Disminución de factores de riesgo para enfermedades cardiovasculares, particularmente disminución de la presión arterial sistólica, el colesterol plasmático y los triglicéridos. 6
  • Reducción de la frecuencia cardiaca de la persona que acaricia a un perro o contempla los peces en un acuario. 7 8 9
  • Una mayor reducción de la respuesta de estrés cardiovascular en la presencia de un perro en comparación con la presencia de amigos o parejas. 10
  • Mejora de los niveles dopamina y endorfinas (asociadas con el bienestar) y la disminución de los niveles de cortisol (asociado a situaciones de estrés) después de una sesión de 30 minutos de interacción con un perro. 11
  • Reducción de los niveles de cortisol en los profesionales sanitarios después de 5 minutos interactuando con un perro. 12

 

Los animales de compañía contribuyen a mejorar la salud física y emocional de personas con enfermedades específicas (cáncer, sida, etc.), personas con deficiencia física sensorial (sordos, ciegos, sordociegos), personas con deficiencia mental (Síndrome de Down), personas con deficiencia motórica (parálisis cerebral, espina bífida...), personas con trastornos del desarrollo (autismo)...

Asimismo, se suman los beneficios que proporciona integrar animales en los protocolos de tratamiento de personas discapacitadas, así como en programas educativos para sectores que requieren una ayuda especial: población penitenciaria, ancianos, personas con problemas emocionales o de comportamiento, enfermos mentales, niños que residen en zonas urbanas deprimidas, con problemas de aprendizaje...

 


BIBLIOGRAFIA

1. Serpell, J.A. (1990). Evidence for long term effects of pet ownership on human health. In: Pets, Benefits and Practice. Waltham Symposium 20. (IH Burger, ed) (p. 1-7), BVA Publications .

2. Allen, K. (2001). Pet ownership, but Not ACE Inhibitor Therapy, Blunts Home Blood Pressure Response. Hypertension. 2001;38:815.

3. Charnetski CJ., Riggers S. (2004). Effect of petting a dog on immune system function. Psychological reports 95:1087- 1091.

4. Allen, K. (2001). Pet ownership, but Not ACE Inhibitor Therapy, Blunts Home Blood Pressure Response. Hypertension. 2001;38:815.

5. Friedmann, E., and Thomas, S.A. (1995). Pet ownership, social support and one year survival amoung post-mycardial infarction patients in the cardiac arrhythmia suppression trial (CAST). Am J Cardiology 76:1213-1217.

6. Anderson, W.P., Reid, C.M., Jennings, G.L. (1992). Pet ownership and risk factors for cardiovascular disease. Medical Journal of Australia 157:298-301

7. Eddy, T.J. (1996). RM and Beaux: reduction in cardiac response in response to a pet snake. J Nerv and Ment Disease 184(9):573-575.

8. Friedmann, E., Katcher, A.H., Thomas, S.A., Lynch, J.J., Messent, P.R. (1983). Social interaction and blood pressure: Influence of animal companions. J Nerv and Ment Disease 171(8):461-465.

9. Katcher, A.H., Friedmann, Beck, A.M., Lynch, J. (1983). Looking, talking and blood pressure: The physiologic consequences of interaction with the living environment. In: New Perspectives on Our Lives with Companion Animals (AH Katcher, AM Beck, eds) 1983 (p. 351).

10. Allen, K.M., Blascovich, J. (2002). Cardiovascular reactivity and the presence of pets, friends and spouses: the truth about cats and dogs. Psychosomatic Medicine 64:727-739.

11. Odendaal, J. (2000). Animal-assisted therapy - magic or medicine? J Psychosomatic Research 49(4):275-280.

12. Barker, S., Knisely, J., McCain, N., Best, A. 2005. Measuring Stress and immune response in healthcare rofessionsal following interaction with a therapy dog: pilot study. Psychologic Reports 96:713-729.